¿Tienes un cachorro agresivo? Aquí tienes los síntomas

ofertas de piensos para perros
cachorro agresivo

Tu cachorro es adorable, mimoso y muy juguetón. Sin embargo, también gruñe incesantemente a cualquiera que se acerque a él, y no tiene miedo alguno en morderte los dedos.

Ahora bien, ¿está jugando, o está mostrando síntomas de ser un cachorro agresivo?

El comportamiento detrás de la mordedura

Todos los cachorros gruñen, arañan y muerden. Estos signos no son normalmente signos de agresión por sí mismos, más bien, son formas en las que tu cachorro se comunica con otros perros. Es una parte esencial de su desarrollo social.

A menudo, una mordida suave y un gruñido provienen del instinto canino.

Los perros usan estas conductas como una forma de “hablar” entre ellos, desde establecer argumentos sobre la comida hasta reclamar un lugar de descanso.

En otras palabras, si tu cachorro gruñe o muerde, lo que está haciendo es más o menos hablándote en lenguaje “canino”.

En este sentido, es importante para los perros “jugar a morder” durante tu etapa como cachorros. Aprender a hacerlo les permitirá calibrar la presión de su mandíbula.

Si no lo hicieran, podrían crecer sin saber lo fuerte que es su mordedura. Lo que podría tener graves consecuencias en ciertas situaciones.

cachorro que muerde

¿Cómo puedes trazar la línea entre el juego de morder y el comportamiento agresivo?

Una de las principales formas en las que puedes determinar si tu cachorro está mordiendo en juego o si está mostrando un comportamiento agresivo, es fijándote en otras señales que están usualmente asociadas con el comportamiento agresivo.

La postura corporal, mostrando los dientes, y los ladridos guturales son señales de que tu cachorro ha cruzado el umbral.

Cabe señalar que este tipo de comportamientos son poco comunes en los cachorros, y lo que puede ser interpretado como un comportamiento agresivo es simplemente una forma de juego.

Ahora bien, esto no quiere decir que dejes a tu cachorro hacer lo que quiera en relación a este tipo de comportamiento amigable. 

Es importante mitigar dicho comportamiento de forma que le permita aprender acerca de su mordedura. Para que sea de manera similar a la de un animal salvaje y no una mascota. Esta es la razón por la que el sentido de “control” es importante: no intenta eliminar los comportamientos que tienden a ser más instintivos que aprendidos.

mi cachorro se pone agresivo

Cómo controlar la mordida de tu cachorro

Al igual que con cualquier cosa relacionada con el control sobre el comportamiento de un perro, adiestrar a tu perro es algo esencial para evitar que sus mordidas evolucionen hacia algo agresivo.

Como en todos los aspectos del adiestramiento, no es algo que pueda aprender tu cachorro de un día para otro.

No obstante, si te mantienes constante con tus tácticas de adiestramiento, podrás ayudar a tu perro a aprender el mismo tipo de lecciones sobre las mordeduras que aprendería si estuviera en el mundo salvaje.

¿Qué debo hacer si realmente tengo un cachorro agresivo?

A pesar de que es raro que un cachorro sea agresivo por naturaleza, en algunos casos esto puede ocurrir. Si este es el caso, es aconsejable hacer una visita al veterinario y descartar cualquier dolencia física.

La agresividad de tu cachorro podría ser un síntoma de un problema más grave. Por lo que sus ganas morder y gruñir podrían ser un indicador de estar haciendo frente a su dolor.

Otra opción importante que puedes considerar es hablarlo con un experto en comportamiento canino. Un profesional podría ayudarte a planear un tratamiento adecuado en torno a las tendencias agresivas y temperamento de tu perro.

Un profesional también puede seguir de cerca el progreso de tu perro y hacer cambios sobre la marcha si las cosas no van tan bien como se esperaban.

Y recuerda, ama a tu perro sin importar el motivo

Puede ser un poco frustrante hacer frente a un cachorro que esté mostrando signos de agresividad. Incluso si esos signos son meros indicadores de comportamiento social aprendido.

A medida que trastes de mitigar este hábito, asegúrate de hacerlo cariñosamente y con un buen trato. Tómatelo con calma y paciencia. Después de todo, es tu pequeño amigo. ¿No es lo mínimo que puedes hacer por él?

ofertas de piensos para perros