Razones de la tos en perros y consejos sobre que hacer al respecto

tos en perros

Es posible que alguna otra vez tu perro haya tosido.

Pero como no lo hace con mucha frecuencia, quizás no le des importancia.

No obstante, si esto persiste, puede qué susto se vengan acompañadas de arcadas.

Sigue leyendo para saber que está causando este cambio y por que deberías preocuparte.

Lo común sobre la tos en perros

Si tu perro tose de forma periódica y no de una manera persistente, no tienes que preocuparte de nada.

Es normal que un perro tose de vez en cuando. Pues puede ser como nosotros, que tengamos algo en la garganta que nos provoque un tosido.

Otra causa por las que quizás tu perro tosa es porque coma demasiado rápido.

Con esto pasa, tres cuartos de lo mismo. Es posible que el alimento se vaya hacia el conducto que no debe.

Si es el caso de tu perro, te puedes plantear comprarle un comedero  para que coma más despacio.

¿Cuándo deberías preocuparte?

Si ves que tu perro tiene toses y arcadas de forma persistente y sin ningún control, entonces deberías de empezar a preocuparte.

Fíjate si cuando tiene arcadas hace sonidos diferentes. Pues este te podría dar una pista de qué es lo que está pasando.

Razones detrás de una tos persistente

Hay muchas razones por la que tu perro no deja de toser.

Algunas de estas razones podrían deberse a una condición persistente e intrusiva.

Aunque por otro lado, notas podría ser un sinónimo de algo más serio.

Un apunte sobre las tos de las perreras

Posiblemente la condición más famosa relacionada a las tos en perros sea la tos de las perreras. También conocida como traqueobronquitis.

La tos de las perreras es una condición que provoca la inflamación de la tráquea y los bronquios.

Además, es altamente contagiosa y es posible que tu perro la coja una vez en su vida.

Los efectos de la tos de la perrera varía de un caso a otro.

Sí el caso se leve, tu perro actuará como si tuviese un tosido normal. Ya en casos más graves, la condición podría desarrollarse en algo más peligroso con una neumonía.

Otras condiciones sobre la tos en perros

En algunos casos, una tos persistente podría ser un síntoma de una condición clínica. Por ejemplo, una bronquitis crónica.

Esta condición podría ser difícil de diagnosticar ya que se parece a la tos de la perrera.

Esta condición se puede revela por sí misma, ya que la tos de la perrera se suele mejorar después de unas 2 semanas de media.

Otra condición que podría ser algo más serio sería un colapso traqueal, lo que produce una tos seca y persistente.

Esto significa, que la tráquea no tiene la suficiente fuerza como para llenar de aire su cuerpo. Esta condición se da más en perros de raza pequeña, como los pomeranias y los chihuahua.

Una tos persistente también podría indicar que tu perro tiene algún problema en el corazón, la cuál, suele ser unas de las condiciones más comunes en los perros viejos. Este es una condición por un amplio espectro, pues puede ser desde la enfermedad del gusano del corazón a un edema pulmonar.

La presencia de hongos también es otra de las razones que podría estar provocando la tos en tu perro. Estas infecciones se provocan a través del contacto viral. Sección relativamente leve y que podría tratarse con antibióticos o alguna otra prescripción médica.

En algunos casos, la tos puede ser una señal de que tu perro tiene cáncer, en particular de pulmón.

¿Por qué tu perro llegó a toser tanto?

Dado que los perros son muy curiosos y sociales, esto les lleva algunas veces a tener problemas de salud.

Pues cuando un perro sale a la calle lo más común es que olisquee todo lo que se encuentra, y también a otros perros.

Esto puede hacer que absorban por la nariz tierra, hierba y otras cosas desagradables.

Los virus que pueden causar la tos de la perrera una infección de hongos tienden a saltar rápidamente de un perro a otro. Aunque también se pueden encontrar en el aire.

La única forma de evitar que se contagie, es dejándolo encerrado en casa. Lo que no es la mejor opción.

¿Que deberías hacer si tu perro sigue tosiendo?

Si ves que tu perro tose de una manera persistente, deberías considerar que esté enfermo.

Por lo que llevarlo al veterinario es lo mejor que puedes hacer por él. Este te dará un diagnóstico sobre la tos de tu perro, y también podrá descartar problemas más serios que este pudiese tener.

Para evitar estos problemas, actúa de una forma proactiva y hazle un chequeo todos los años a tu perro.

Otra cosa que tienes que hacer es fijarte en los perros con los que juega, pues seguro de estos parece estar enfermo lo más seguro es evitar que juegue con él.

Una de las cosas más importantes qué puedes hacer por tu perro para ayudarle a superar su tos, es darle tiempo espacio para que se pueda recuperar.